martes, 31 de mayo de 2016

Pensando en ti. (Como cada noche)



Cada día pienso en ti...
pienso un poco más en ti...
y a cada momento, 
parece que busco el reflejo de tus ojos,
en el resplandor del sol,
o en la noche, 
en el brillo de una lámpara...

Quiero y deseo tantas cosas para ti,
como nunca antes podía haberlo 
pensado siquiera un solo momento.

Comprendo que tienes tu vida,
tus menesteres y compromisos,
es lo que yo había predicho,
y así mismo, te dije,
no pretendo robarte tu tiempo,
mucho menos tu espacio personal.

Hace diez años que no daba espacio
a sentir cosas, a vivir emociones,
a sentir de una manera profunda,
a esperar tan sólo el momento
de mirarte a los ojos...

Al despuntar la mañana,
mi primer pensamiento es hacia ti,
al cerrar los ojos me imagino
que estoy a tu lado,
dándote un abrazo,
mirando tus ojos,
tratando de ser parte
de tu vida, de tu mundo...

Me estoy dando,
una vez más, 
esa segunda vez,
de abrir todo mi sentir,
de expresarlo,
de hacerlo tangible,
materializar algo que vive en las letras,
hacerlo real, 
y todo esto, es para ti,
sea mucho,
sea poco
o quizás solo letras,
y un intento de poesía,
pero es lo más profundo de mí,
de mi sentir, 
de mi deseo de expresártelo.

Si tu no deseas saberlo,
también lo entenderé, 
si te asusta tanta efusividad,
también lo comprendo,
si tu deseas que me vaya, 
o que no insista,
puedo entenderlo también,
mi lado consciente lo entiende...
no mi lado que siente.

Mi único deseo,
es cuidar y procurarte,
adorar la maravillosa persona,
la cual la vida me hizo conocer,
y esa persona, 
eres tú, Karina.

Tal vez mi manera de expresarme
no sea la más adecuada,
o la mejor vista,
o la más moderna,
pero es la mejor manera
en la cual yo puedo decirte,
expresarte y comentarte
cuanto significas para mi!!!
y de cuánto deseo ser
en tu vida, 
no hoy, sino siempre.

P.D.
Mis letras y mi sentir,
son tuyos.