jueves, 4 de abril de 2013

Años. Luca Prodán y Andrés Calamaro.


El tiempo pasa, 
nos vamos poniendo technos, 
el amor no lo reflejo, como ayer, 
en cada conversación, 
cada beso, cada abrazo, 
se impone siempre un pedazo de razón. 
Pasan los años, 
y cómo cambia, lo que yo siento, 
lo que ayer era amor, 
se va volviendo otro sentimiento. 
Porque años atrás, 
tomar tu mano, 
robarte un beso, 
sin forzar un momento, 
formaban parte de una verdad. 

El tiempo pasa, 
nos vamos poniendo technos, 
el amor no lo reflejo, como ayer. 
En cada conversación, 
cada beso, cada abrazo, 
se impone siempre un pedazo de temor, 
vamos viviendo, 
viendo las horas, que van muriendo, 
las viejas discusiones, se van perdiendo 
entre las razones. 
A todo dices que sí, 
a nada digo que no, 
para poder construir, 
la tremenda armonía, 
que pone viejos, los corazones. 

El tiempo pasa, 
nos vamos poniendo viejos, 
el amor no lo reflejo, como ayer, 
en cada conversación, 
cada beso, cada abrazo, 
se impone siempre un pedazo de razón.