Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Se Me Olvido...Autor: Luna Gitana.

No se que escribir, porque cuando comencé a hacerlo,borre la mitad y luego el resto y quedo la pagina en blanco como al comienzo.Me he desahogado en hojas blancas felices de nostalgiacuando escribo en ellas y siendo mi escrito anónimo se sacian de letras,frases y reproches que nadie leerá. Se sacian los días, se sacian los tuyos, se sacian los mios,se sacian de todo menos de lo que debe ser.se sacian todos menos yo, se sacian de odio, se sacian de olvido,
Me lleno de palabras, de nostalgia, de recuerdos, de canciones.Me viene a la mente el pasado, el presente y el futuro y en ninguno Tú.Y en todos Tú...
El destino me olvidó, el amor a un lado me dejó,Pero al menos Dios me tiene en su mente siempreSi no fuera asi ya estaría mi cuerpo muerto y abandonado enalgún lugar del mundo.
Se me olvido escribir pero en instantes lo recuerdoy porq eso hoy lo hago con el fin de que ustedes lectores delmundo leen y admiren mis cvortos y humildes versos queson escritos con pasión, en la mano izquierda el…

Serán Simplemente Sueños? Autor: Carlos R. Barrera

He pasado noches en vela tras una ilusión,tras un sueño, tras la infinita sed de amar,he caminado tristes senderos de soledad, eh amado al viento, a la sombra y a la mar.Soledad fiel compañera de mis noches,incansable amiga que arrulla mi sueño,consejera firme en sus grandes ideales,dueña de la sonrisa perdida de antaño.Melancólico pasado lleno de abismos,crueles deseos de pasión desmedida,satis facciones falsas que juntos vivimos...Pero todo sellado al tiempo esta...Conocí la luz en oquedad, y la alegríaque hoy me acompaña es que conmigo...Tu estas...

Como es...Interpreta: Carla Morrison. (Amor Burdel)

Estuve pensando en como es, que en cuando me di la vuelta, te aprovechaste de otra mujer, buscando consuelo por doquier, como si te hiciera falta, cuando yo te amo sin merecer...
Y tu...quebraste mi corazon, cuando lo aventaste por el balcón, fuiste claro con esto, olvidaste mi devoción y yo casi muero con mi dolor...
Te sigo pensando en como es, que después de tanto duelo yo te extraño mas que ayer, cerrando mis ojos que no quiero ver, como te alejas de mi, como compartes toda tu miel.
Y yo, tengo tanto amor para dar, para ti no lo pensaste ni una vez más, mejor yo salde un rato a caminar, pensaré que tu traición es mi malestar....
Ya me convencí, olvide lo que es querer morir tu acción fue mi bendición ahora si estan abiertos mis ojos...

Forgiven. Alanis Morissette. Album: Ironic

You know how us Catholic girls can be We make up for so much time a little too late I never forgot it, confusing as it was No fun with no guilt feelings The sinners, the saviors, the loverless priests I'll see you next Sunday
We all had our reasons to be there We all had a thing or two to learn We all needed something to cling to So we did
I sang Alleluia in the choir I confessed my darkest deeds to an envious man My brothers they never went blind for what they did
But I may as well have In the name of the Father, the Skeptic and the Son I had one more stupid question....
What I learned I rejected but I believe again I will suffer the consequence of this inquisition If I jump in this fountain, will I be forgiven
We all had delusions in our head We all had our minds made up for us We had to believe in something So we did -

Te Busco...

Todavía te busco, mujer que busco en vano, mujer que tantas veces cruzaste mi sendero, sin alcanzarte nunca cuando extendí la mano y sin que me escucharas cuando dije: «te quiero...»
Y, sin embargo, espero. Y el tiempo pasa y pasa. Y ya llega el otoño, y espero todavía: De lo que fue una hoguera sólo queda una brasa, pero sigo soñando que he de encontrarte un día.
Y quizás, en la sombra de mi esperanza ciega, si al fin te encuentro un día, me sentiré cobarde, al comprender, de pronto, que lo que nunca llega nos entristece menos que lo que llega tarde.
Y sentiré en el fondo de mis manos vacías, más allá de la bruma de mis ojos huraños, la ansiedad de las horas convirtiéndose en días y el horror de los días convirtiéndose en años...
Pues quizás esté mustia tu frente soñadora, ya sin calor la llama, ya sin fulgor la estrella... Y al no decir: «¡Es ella!» —como diría ahora— seguiré mi camino, murmurando: «Era ella...»

Reencuentro. Jordi Doce.

Ojalá que la noche sea esto únicamente:
la pesada respiración del mar
como un animal torpe y hechizado,
un pañuelo de cuentas negras bajo tu frente,
la dulce sensación de estar a la deriva
contigo, de espaldas a la ciudad,
turbados por el pulso de un amor
que es siempre recomienzo.

Así me rindo a la evidencia:
lentamente, el reclamo de las aguas
con que el silencio nos acoge,
sencillo, hospitalario, se desplaza
para dar paso al frágil territorio del tacto
y remediar con él la insuficiencia
con que la soledad y la separación
nos obsequiaron tantos días.
Apenas hay sorpresa en nuestros ojos,
en nuestras bocas poco acostumbradas
al amor. Sólo tú, reencontrado,
recién llegado cuerpo,
podías franquear tan sin esfuerzo
la distancia que lleva a mis sentidos,
podías recibir la plenitud
que en este corazón cansado
dibuja la pasión, el instante más dulce.