domingo, 29 de junio de 2008

Esta tarde vi llover. Armando Manzanero.

Esta tarde vi llover
vi gente correr
y no estabas tu
La otra noche vi brillar
un lucero azul
y no estabas tu

La otra tarde vi
que un ave enamorada
daba besos a su amor ilusionada
y no estabas tu

Esta tarde vi llover
vi gente correr
y no estabas tu

El otoño vi llegar
al mar oi cantar
y no estabas tu

Ya no se cuanto me quieres
si me extraas o me engañas
solo se que vi llover
vi gente correr
y no estabas tu

Te Extraño. Armando Manzanero.

Te extraño
como se extrañan las noches sin estrellas
como se extrañan las mañanas bellas
no estar contigo
por Dios que me hace daño

Te extraño
cuando camino
cuando lloro
cuando río
cuando el sol brilla
cuando hace mucho frío
porque te siento
como algo muy mío
Te extraño
como los árboles extrañan el otoño
en esas noches que no concilio el sueño
no te imaginas amor cómo te extraño

Te extraño
en cada paso que siento solitario
cada momento que estoy viviendo a diario
estoy muriendo, amor, porque te extraño

Te extraño
cuando la aurora comienza a dar colores
con tus virtudes
con todos tus errores
por lo que quieras, no sé, pero te extraño

Te extraño
en cada paso que siento solitario
cada momento que estoy viviendo a diario
estoy muriendo, amor, porque te extraño

Te extraño cuando la aurora comienza a dar colores
con tus virtudes
con todos tus errores
por lo que quieras, no sé, pero te extraño

Nada Personal. Armando Manzanero y Lisset Álvarez. 1996.

Entre tu y yo no hay nada personal,
es sólo el corazón que desayuna, come y cena de tu amor
en el café de la mañana, la canción de la semana
que muchas veces me emociona y otras tantas me hace daño.

Entre tu y yo no hay nada personal,
y sin embargo duermo entre mis sábanas soñando con tu olor,
vives aquí en mis sentimientos, me ocupaste el pensamiento.
Quizas te añore más no hay nada personal.

Aunque inventes los detalles y te encuentre en cada calle
yo te juro que no hay nada personal.
Sacas a flote mis tragedias y de repente las remedias.
Me haces loco, me haces trizas, me haces mal.

Y así en los dos no hay nada personal
te llevo en cada gota de mi sangre y en el paso de mi andar.
No necesito arrinconarte ni antes de dormir besarte
y es que en nosotros ya no hay nada personal.

Sacas a flote mis tragedias y de repente las remedias.
Me haces loco, me haces trizas, me haces mal.

Y así en los dos ( y así en los dos)
no hay nada personal (no hay nada personal)
te llevo en cada gota de mi sangre y en el paso de mi andar.
No necesito arrinconarte ni antes de dormir besarte
y es que en nosotros ya no hay nada personal.

sábado, 14 de junio de 2008

Costumbres Argentinas. Autor: El Maestro Andrés Calamaro

Muerdo del anzuelo, y vuelvo
a empezar de nuevo, cada vez
tengo en la mano, la carta
para jugar el juego
cuando quieras.
Caminando caminandote
mi calle que quiza
yo pueda cambiar
esperando esperandote
costumbres argentinas
de.. decir NO!
El problema es otra vez
la situacion
cada vez peor..del corazon
yo camino todo y veo
cada vez que quiero
y te espero.
Caminando caminandote
mi calle que quiza
yo pueda cambiar
esperando esperandote
costumbres argentinas
de.. decir NO!
Caminando caminandote
mi calle que quiza
yo pueda cambiar
esperando esperandote
costumbres argentinas
de.. decir NO!

Espérame en el cielo. Autor: Francisco López Vidal.

Espérame en el cielo, corazón,
Si es que te vas primero.
Espérame que pronto yo me iré
Allí donde tú estés.
Espérame en el cielo, corazón,
Si es que te vas primero.
Espérame que pronto yo me iré
Para empezar de nuevo.
Nuestro amor es tan grande
Y tan grande que nunca termina.
Y la vida es tan corta y no alcanza
Para nuestro idilio.
Por eso yo te pido corazón
Me esperes en el cielo
Que allí entre nubes de algodón
Haremos nuestro nido.

De orgullo y de Miedo. Autor: El Maestro Andrés Calamaro

Tardé tanto tiempo en encontrarte,
habría salido a buscarte, mi vida,
por eso cada segundo es tan importante,
y no me duelen ya las heridas.

Qué mezcla de orgullo y de miedo,
ser el dedo que te toca, el que te besa en la boca,
la vaina de tu cuchillo.

Cualquiera se cansa de milongas,
y quiere querer y también ser querido,
confieso haber vivido, afuera del margen,
de la moral y de lo permitido.

Qué mezcla de orgullo y de miedo,
ser el dedo que te toca, el que te besa en la boca,
la vaina de tu cuchillo.

Que brille el sol en el cielo, que brille el cielo en el río,
y la luz en tu ventana, adonde estamos dormidos.

Soy Tuyo. Autor: El Maestro Andrés Calamaro

Me gusta desarmarme arriba tuyo
me gusta demasiado ensuciarte
besar tu flor, inmediata, besarte atrás y adelante.

Me gusta tanto que me encante,
que quiero hasta la locura,
desarmarme en el vaivén de tu cintura,
y remar sobre tu espalda y naufragarte.

Soy tuyo, con mi mayor convicción,
soy tuyo con toda la fuerza de mi corazón,
que es tuyo, y como cada pensamiento mío,
es tuyo, soy tuyo.
Soy tuyo, con mi mayor convicción,
soy tuyo con toda la fuerza de mi corazón,
que es tuyo, y como cada pensamiento mío,
es tuyo, soy tuyo

Me gusta desarmarme arriba tuyo
me gusta demasiado ensuciarte
besar tu flor, inmediata, besarte atrás y adelante.

Me gusta tanto que me encante,
que quiero hasta la locura,
desarmarme en el vaivén de tu cintura,
y remar sobre tu espalda y naufragarte.