martes, 14 de junio de 2016

El Beso, el amor, el alma. (El beso que lo cambia todo)



El beso que lo cambia todo, 
ese instante tan hermoso,
ese beso que las almas
logran sentirse en un mismo tiempo,
ese beso que llena de alegría
de amor,
de entrega,
de cariño, 
ese beso anhelado,
tan profundamente guardado,
para que alguien como tu, 
abriera la puerta,
y lo dejara libre...

Ese beso, 

tan dichoso,
tan hermoso,
entregado, noble,
lleno de cosas hermosas,
lleno de amor para y sólo hacia ti,
ese instante,
en el que tocas el cielo y las estrellas,
ese momento que une a las almas,
y que une a los corazones,
para hacerlos sentir y latir,
como una sola cosa,

Tal vez, no sean 2 o 3 vidas,

tal vez sean mucho más tiempo atrás
que un sentimiento estaba esperándote,
ese sentimiento que mueve todas las cosas,
que hace que todos las fibras sensibles
del alma, puedan expresarse libremente.

Mi alma, mi ser, mi existencia,

te pertenece, no en un lustro,
te es dada desde mucho antes,
esa alma, ese ser vivo,
no desea ser cosa fugaz,
desea ser algo real,
algo que te enseñe,
que ésta manera de querer,
es lo que yo concibo para darte,
para entregar mi ser,
mi esencia y el alma,
de alguien que desea, 
solo tu felicidad, y saber,
que tu puedes alcanzar,
esos sentimientos,
y mucho más anhelado.

Eres el motivo de mis letras,

eres el motivo de mi alegría,
eres todo lo que yo anhelé,
siquiera alguna vez, 
en mis sueños de poeta,
eres todo lo más hermoso,
que en esta vida, sólo tú,
Karina, puedes lograr,
que ésta alma vieja
pueda expresarse con tal jovialidad.

No puedo más decirte,

que todo lo que soy,
y todo lo que ves, 
ha esperado por ti,
largo, largo tiempo,
El amor que expreso,
hacia tí, 
lo hago, 
con total entrega,
con todo mi ser,
sin guardar nada,
sin miedo a nada,
porque no temo perder,
no temo morir,
porque ver tus ojos,
es ver la divinidad misma,
porque ese beso,
ha hecho,
que todo cambie,
para expresar,
el más grande sentir,
que es,
éste amor que te profeso.

Karina, 

eres todo lo que yo,
siempre esperé,
en esta vida,
y en las anteriores.

No me alejes de tu mano,

no me alejes de tu sonrisa,
no me alejes de quererte,
de poder amarte, 
de poder expresarte, 
de mil y un maneras, 
semejantes,
o diferentes, 
como fuesen, 
deseo que tu seas llena,
plena, felíz,
de amor y felicidad,
y que mejor poder expresarte,
todas éstas letras,
mediante un beso...