jueves, 10 de junio de 2010

Esperar....

La mayoría de las personas me dicen que espere..
pero que he de esperar?
a veces esto que tengo dentro es más fuerte que
yo mismo y que mis pensamientos...

Cuando los sentimientos son tan fuertes,
es mero requisito el sostenerte sin que ellos,
tomen el control tal cual el mar toma el control
de un barco en plena tormenta...

Si tengo esto que siento, para quien es?
cuanto mas hay que esperar?
tiene sentido?
A veces llorar por dentro no termina de
consolar el llanto del alma,
y termina discurriendo

al llanto del corazón...

EL problema es juntar los 3 tipos de llanto...
es cuando se vuelve incontrolable..
es cuando clamas, gritas, imploras,
que la persona amada llegue de verdad...

A donde me llevará esto, no lo se...
Pero mientras me queden fuerzas,
seguiré escribiendo,

haciendo que esta manera de clamar por el amor,
sea escuchada por el corazón,
al cual se está esperando,

pero mientras,
hay que amarrar fuerte las velas,

y no dejar que las tormentas nos consuman,
el cuerpo y el alma misma...

A tí, esto va dedicado,
quien la espera finalmente,

tendrá la gloria de la recompensa,
y romperá todas las cadenas
que aun me atan frente

a este risco inmenso,
llamado, Soledad...


Ven, que te espero, con todas mis fuerzas...