sábado, 30 de mayo de 2015

A ti, en la distancia...

Hola...
Pasé tanto tiempo sin escribir...
Llegué a pensar que la chispa se había extinguido...
De repente, un día sin pensarlo o desearlo,
Apareciste tu, arrebatando mi hastío
mi encierro, ese infierno dubitativo...

Algo hay en tus ojos,
Algo hay en tu ser,
Un enigma,
Un nuevo mar,
Un motivo para pensar,
Poderoso y gentil...

La vida nos pone pruebas,
El destino nos encuentra,
La vida nos hizo coincidir...

Me quedo sin aliento,
De solo pensar en ti,
Pensarás que soy un tonto,
Un niño con ilusiones...

Cada noche, al dormir,
Mi pensamiento te pertenece,
Mi sacrificio es no marcarte,
Y escuchar tu voz,
Cuando aún me quedaré,
Trémulo, impávido,
Nervioso al desear tantas cosas,
Al mismo tiempo...

Hay una distancia,
Hay un espacio,
Hay un deseo implícito
de cada noche,
Intentar darte un beso,
En la mejilla,
y me imagino,
Acariciando tu cabello,
Y yo ir durmiendo,
Poco a poco, adorándote...

Soy muchas cosas,
Pero deseo, ser para ti,
Una al menos...
Ser quien te adore...
Y dejarme saber más de ti...

L.M.