martes, 30 de octubre de 2012

Razones. Irene Sánchez Carrón.



Y porque estamos solos empezamos un verso.

Porque sentimos frío acercamos las manos,
al calor de unos seres imposibles y bellos
que nos prestan sus ojos para observar al mundo

Porque tenemos miedo miramos otras muertes
y en nuestra oscuridad encendemos un sol
de mediodía, inmóvil, que no se irá al ocaso.

Huyendo del dolor, fatigamos el cuerpo,
por calles de ciudades que nunca son la nuestra
de la mano de gentes que habitan en nosotros.

Porque tenemos prisa, inventamos finales,
Porque nos falta tiempo, inventamos más tiempo.

Porque somos tan pobres no nos pesa apostar,
lo poco que nos queda a este número incierto.

Porque somos humanos, miramos a los dioses,

Porque no somos dioses jugamos a crear.