jueves, 26 de mayo de 2016

¿Porqué tu? o la alegría de volver a escribir con dedicatoria.

¿Porqué tu?


Comenzar a explicar el fundamento a una palabra tan sencilla en apariencia, resulta compleja de analizar...
Te conocí, como bien lo mencionas, no producto de las casualidades, sino con una causalidad. 
Me inspira tu persona a dedicarte mis poemas y mis letras, de nuevo, que han resurgido de entre sus cenizas...
Conocerte es el hecho más trascendental que me ha sucedido. Me llegó con fuerza, me sorprendió, me he quedado anonadado de conocer a un gran ser humano como tú. De alguna manera mis palabras han quedado cortas ante semejante persona como tu. Sencilla, amable, bondadosa, noble, y que rehuye a las trivialidades.
Compartimos tantas cosas tan pequeñas y tan marcadas, como también cosas tan profundas como la conexión emocional, tan subvaluada ahora y tan despreciada por muchos.
Eres un ser lleno de bondad, la cual no me alcanzan las palabras para poder describirla. 
Te admiro, mucho más de lo que pueden expresar estas palabras, porque saber que existe alguien como tu, llena de alegría mi persona...

Porque...

Compartimos gustos por las artes, las letras, las cosas cursis...porque ambos, descubrimos ese instante cuando existe esa fuerte e intensa conexión emocional, porque ambos tenemos esas finas capas de cebolla a flor de piel y porque la mayoría de las personas no las ven, o no les interesa saber de ellas.
Compartimos una sonrisa, pero también una lágrima, compartimos 

Eres alguien que tiene todo su futuro aún por escribirlo...tan es así que un día puedes comenzar todo un proceso con un borrón y cuenta nueva, la mayoría de las personas no salen de la zona de confort, porque es más difícil un proceso de adaptación a una nueva circunstancia.

Eres alguien que su persona es tangiblemente hermosa, interior y exteriormente. 
He de confesar; me da miedo saber que puedo tener esa gran conexión, porque haces que me sienta sin mi armadura...pero no tengo miedo de expresarte las cosas, porque sé que me entiendes, porque sé que tu expresas esa misma inquietud.
Así mismo he de confesar, hasta hace poco más de 6 meses había pensado que escribir letras, poemas y pensamientos era sólo para un blog, sin una dedicatoria a una musa, sin una fuente de inspiración, hasta que te conocí y todos esos pensamientos han resurgido, que ahora no puedo conciliar el sueño de tantas ganas que tengo de escribir y dedicártelos a tí. ¿Eres de otro mundo, del mundo donde las letras y las artes se unen para formar un conjunto contigo?
No me preguntes bien a bien todos los fundamentos por el cual tu eres esa musa inspiradora, pero lo que si se bien, es que no creo conocer a alguien como tu en esta vida...
Deseo que mis letras, llenen esa parte sensible de tu ser, y que te den alegría, y que sepas que hay alguien dispuesto a afrontar junto a ti, todos los retos que sobrevengan y que sean superados uno a uno.
Este es el primero de los porqués...
El segundo es la conexión que puedo expresar contigo a pesar de las distancias físicas...cuyo espacio lo llenan las letras y el deseo genuino de saber de ti, y desear tu bienestar.
Este mismo, será motivo de otra dedicatoria a ti.
Espero me logres aceptar este pequeño escrito, pese a mis grandes deficiencias, y pese al poeta que desea cantarte versos.
Me tienes contigo; desde ya y por el resto de los días de mi existir. 
Sinceramente,

Luis M.